Afrontar una entrevista de trabajo

Cuando se nos presenta la oportunidad de acudir a una entrevista laboral pasan por nuestra cabeza cientos de inseguridades que en muchas ocasiones no nos dejan ser nosotros mismos al 100% y nos impiden mostrar nuestra valía para ese puesto de trabajo.  Para evitar que esto nos ocurra, vamos a tratar algunas ideas que debemos tener en cuenta para afrontar con éxito esta situación: cómo vestirnos, cómo actuar, qué decir…

En primer lugar, previamente a la entrevista haremos frente a una fase en la que debemos prepararnos para obtener el resultado esperado:

1. Es el momento de informarnos sobre la empresa, a qué se dedica, cómo lo hace, cuál es el perfil de sus trabajadores, qué busca… Una búsqueda en su página web nos dará la información que necesitamos y con ella estaremos preparados para cualquier pregunta que nos hagan al respecto.

2. Debemos ofrecer una buena imagen personal, profesional y acorde a la situación. Si nos sentimos cómodos con nuestra imagen, nos sentiremos seguros de nosotros mismos lo que nos ayudará a superar esta entrevista con éxito, por lo que una vez que has obtenido la información de la empresa deberás elegir un atuendo que sea acorde a ésta, formal, y fiel a tu estilo. Lo más adecuado para el hombre es que vaya vestido con traje, camisa, zapatos y corbata. La etiqueta femenina es más amplia y por tanto acepta una mayor variedad, pero si dudas con la vestimenta puedes optar por un traje clásico de pantalón o falda, camisa y americana. Evita los complementos innecesarios y utiliza un maquillaje sencillo.

3. Nadie te conoce mejor que tu mismo. Piensa en aquellas virtudes y puntos fuertes que sabes que posees y poténcialos, incluso practica en casa tus respuestas a posibles preguntas que sabes que pueden hacerte.

Una vez que hemos realizado este ejercicio previo ya tenemos parte del trabajo conseguido, ahora tan sólo hace falta ponerlo en práctica:

1. El día de la entrevista intenta mantener tus nervios a rajatabla, elimina los pensamientos negativos, piensa que eres capaz de conseguir el puesto y utiliza tu imagen, como hemos dicho, para ganar seguridad en ti mismo y ayudarte en esta tarea.

2. Lleva un curriculum impreso para entregárselo al entrevistador. Debes conocerlo a la perfección para responder sin dudas a las preguntas que puedan hacerte sobre él.

3. Tus gestos deben decir lo mismo que tus palabras. Adopta una postura cómoda, mira a tu entrevistador a los ojos y sobre todo sonríe, te ayudará a mostrarte natural y sencillo y darás una muy buena impresión.

4. La mejor manera de no transmitir nerviosismo es evitar gesticular en exceso. Habla despacio y con tranquilidad y contesta de manera breve y concreta.

5. No te olvides de que lo más importante es mostrar lo apto que eres para el puesto de trabajo así que cuando te pregunten sobre ti mismo explica con claridad tu formación y experiencia y los resultados que has obtenido en otros puestos de trabajo o con tus estudios. Estate atento a las preguntas y se educado en tus respuestas.

Consejos entrevista

Fuente de la imagen: http://www.forbesmagazine.es/actualidad-noticia-detalle.php?codigo=109

¡¡Mucha suerte y a por todas!!

Anuncios

La etiqueta en el evento

La etiqueta femenina:

  1. El Vestido Largo: También conocido como traje de noche. Son las prendas más elegantes y de más etiqueta para el vestuario  femenino. Son trajes muy delicados, elegantes y cuyas telas han de ser de gran calidad, al igual que los complementos para crear un conjunto completo y prefecto. Este tipo de vestidos ofrecen diferentes formas: escotes, espaldas descubiertas, juegos de tirantes… Pero siempre sin perder el gusto y la elegancia. Estos vestidos deben cubrir toda la pierna y llegar hasta el suelo y deberán ir acompañados de tacones finos y bolsos de mano pequeños.
  2. El Vestido Corto: llamado también traje de día o tarde y se podría diferenciar del traje de cóctel aunque tienen grandes similitudes. Es de corte clásico pero sin dejar de ser elegante, siendo ideal para todo tipo de celebraciones a la luz del día. Su longitud debe llegar hasta las rodillas o si acaso un pelín por encima. Su diseño y telas dependen más de la época del año y de la moda vigente en ese momento. Y los complementos tienen un papel muy importante aunque se puede optar por diseños más atrevidos de los mismos al igual que el del traje.

La etiqueta masculina.

  1. El Esmoquin: es la vestimenta clásica masculina utilizada para las fiestas y celebraciones de noche. No alcanza la importancia de ser usado en una boda, recepción oficial o cena de gala donde se usa más otros tipos como el frac. Recibe este nombre porque es una adaptación al español de la palabra inglesa smoking, cuya chaqueta se parece al smoking jaquet  que se ponían los ingleses para fumar.
  2. El Frac: el atuendo de más etiqueta y de gala por excelencia para el vestuario masculino. Es un lujo el tener uno y por ello se suelen alquilar para las ocasiones que lo requieran. Se usan generalmente en lugares cerrados y siempre de noche. Sólo el traje nacional tiene la misma consideración que el frac