Comunicación no verbal

En el mundo del protocolo  y de la organización de eventos y actos es fundamental tener en cuenta la comunicación, tanto la comunicación verbal que generamos a través de nuestras palabras, como la comunicación no verbal, aquella que transmitimos a través de gestos, posturas, expresiones… y que en algunas ocasiones, como se suele decir, nos juega “malas pasadas”.

En una entrada anterior os dábamos algunas claves para intentar hacer frente al temor a hablar en público, y una vez que hemos tenido en cuenta esas claves, debemos conocer también algunas técnicas para poder manejar el lenguaje no verbal y así mostrar naturalidad y seguridad, aspectos muy importantes en el día a día y que pueden ser de gran utilidad cuando tengamos que dar una charla o discurso.

Los recursos que se deben tener en cuenta son:

  • El contacto visual: Los ojos son el elemento más expresivo de la cara por lo que tenemos que intentar mantener contacto visual con aquella persona o personas a las que nos estemos dirigiendo. Sin embargo, el contacto visual no debe ser forzado, mirando directamente a los ojos durante largos periodos de tiempo, si no que se aconseja, en el caso de que sea un auditorio, mirar sucesivamente a diferentes personas de la sala durante 3 y 6 segundos.
  • El gesto: La mayor parte de los gestos que realizamos son inconscientes por lo que lo más importante es transmitir naturalidad a través de ellos. Deben ser gestos enérgicos y entusiastas cuando se quiera hacer énfasis en alguna parte de la charla o conversación. Deben evitarse los tics nerviosos y los gestos bruscos.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los gestos se realizan con las manos, la cabeza y las expresiones faciales:

– Las manos deben colocarse a ambos lados del cuerpo con naturalidad.

– La cabeza ha de mantenerse erguida para mostrar seguridad, y tener en cuenta que hay ciertos movimientos de la cabeza que pueden contradecir lo que estamos diciendo.

– Las expresiones faciales son muy importantes porque también pueden aceptar o negar lo que estamos diciendo, por lo que debemos transmitir sencillez y tranquilidad y siempre mostrar una sonrisa que será la que nos ayude a sentirnos mejor y a conectar con las personas a las que nos estemos dirigiendo.

  • La postura: Se refiere a como se mantiene el cuerpo cuando estamos de pie, sentados, andando… de modo que expresan el estado emocional de la persona.

Si estamos de pie lo más adecuado es estar erguido, recto, pero no rígido. Los pies deben estar un poco separados, y los brazos, como hemos dicho, a ambos lados del cuerpo de manera natural. En el caso de que nos movamos, o estemos andando, lo mejor es andar seguro, relajado y con sencillez.

Si estamos sentados, al igual que en el caso anterior, debemos mantener el cuerpo recto, y evitar tics como cruzar y descruzar constantemente las piernas para no transmitir nerviosismo.

Como resumen, la idea fundamental y más importante es la naturalidad, mostrarnos seguros de nosotros mismos, sencillos y cómodos con lo que estamos haciendo, de este modo el nerviosismo se reducirá y encontraremos la postura más adecuada para nosotros.

¡Prueba algunas de estas técnicas a ver si te funcionan!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s